Escritura Creativa 150228 – Habitantes de Oniria

Sesión Ciervo Blanco de ESCRITURA CREATIVA en Madrid:

1 Imagen 250 Palabras

ciervo blanco club libro escritura creativa madrid taller 150228
(click para agrandar)

Objetivo y Funcionamiento

El objetivo es escribir un microrrelato original e inédito, de contenido y forma libres, basado en la fotografía presentada. Cada semana se ofrece una imagen distinta como disparador creativo.

El texto debe ser un relato breve de un máximo de 250 palabras. Esto es importante debido al tiempo; los textos que superen las 250 palabras no serán leídos en la sesión, ni podrán ser votados.

Durante las reuniones cada autor lee en voz alta su creación, se comentan las obras y al final del encuentro se vota al mejor texto. Los mejores relatos serán incluidos en el libro recopilatorio final. Es posible que pongamos en práctica un ejercicio de improvisación basado en un disparador creativo diferente.

La asistencia es libre y gratuita. Es imprescindible escribir un relato basado en la imagen de un máximo de 250 palabras para poder acudir y participar.

Información sobre evento

Sesión de Escritura Creativa 150228

Cuándo: Sábado 28/02/15 a las 18:00

Dónde: Cicero Canary – C/ Altamirano, 16 – Argüelles, Madrid

Apúntate pulsando “Reservar“:

Plazo de reserva finalizado

Lista de Asistentes

Lista de asistentes (incluyendo todas las redes):

Adrián Díaz (CBO)

Andrés (MU)

Cárabo (CB)

David (MU)

Faro (UO)

Indira (UO)

Laly (MU)

Pepe (CB)

Raoul (MU)

Sergi Arroyo (CB)

Sergio Gonzalo (CB)

Belén (MU)

Blanca González (CB)

Dylaniana (MU)

José Cruz (CB)

José Luis (CB)

Juan (MU)

María Jesús (CB)

Marta Pato (CB)

Mayte (CB)

Rhiannon (MU)

Escritura Creativa 150228

Sesión de escritura creativa en Madrid organziada por el Club del Libro Ciervo Blanco 150228
28/02/2015
18:00
Escritura Creativa 150228
Asistencia (Gratis)
Compromiso Escritura:
Escribiré un texto para poder acudir
Reservando plaza...



RELATOS PRESENTADOS
Relato Ganador:
Habitantes de Oniria, de José M. Rodríguez 
Finalistas:
Un universo decadente (Pepe) / ¿Es usted Raúl Montesa? (Juan)

Pepe: Un Universo Decadente en Tres Episodios

Un Universo Decadente en Tres Episodios por Pepe


(uno)

Aquel día inauguramos la dicha de crear un universo decadente. Fueron tres meses de cruzar la Anatolia entre murmullos. De rebozarnos en el barro. De sentir cómo las entrañas se escarchaban. De bebernos el orín y el agua estancada. De escapar de los vivos, de reventar los caballos… Fueron tres meses de luchar contra las sombras y atravesar los pantanos cenagosos. Tres meses escondiendo el oro y nuestras sombras …hastío y soledad… Tres meses de galopes monótonos y de carne desplazada sin aplomo.

Buscando un paraíso de demencia, llegamos a un paraje que nos sonrío.

(dos)

Safán hizo el censo de los hijos de Queat por clanes y familias, todos ellos habían efectuado la travesía en los tiempos míticos. Mandó levantar los cimientos de un templo y transformar los desiertos en estanques, la tierra árida en manantial. Mandó sembrar campos y plantar viñas. A los hijos de Queat mandó cantar alabanzas al Divino Tránsito. Cuando todo esto hubo hecho, descansó.

(tres)

—¿Por qué iban los Dirigentes Aritméticos a intervenir para detener esas apariciones?— preguntó Akab.

—Esa gente es mayoritariamente del ala dura del Cónclave Benefactor. Muy peligrosos— respondí.

—Haríamos bien en reforzar el Poder Secular—

—Es más que probable que así se haga— concluí.

Akab abrió un grueso dossier —¿Has leído el informe de los Milenarios sobre las apariciones? Es fascinante. Escucha lo que pone aquí.

Ajusté el volumen del audífono y asentí con la cabeza.

—”Hemos visto prodigios sin igual. Sombreros sin cabeza y arcángeles humanoides elevándose hacia los cielos”.



http://tallerdeletrascasapepe.blogspot.com.es/

Marta Pato: En tres días

En tres días por Marta Pato


¿Cuál es el parásito más resistente de erradicar en el organismo? El parásito se llama IDEA y está instalado en el cerebro. Producto de un experimento de mejora de la raza humana, Adan Flow era la esperanza para eliminar el sufrimiento. Las sucesivas catarsis de la humanidad dieron como resultado un individuo limpio de parásitos. Decidido a confirmar el enigma de un ángel nacido en la tierra, John Grace aportó sus conocimientos neurocientíficos al Proyecto IDEA. Llegó el 24 de Agosto de 2015 a México. En tres días ocurrieron dos fenómenos extraordinarios; uno, un Eclipse Galáctico, anunciado por la NASA que dejó en completa oscuridad al planeta y, dos, John se instaló con Adan para comprobar el test de tal esperanza.

Derretido por la oscuridad que robó los fotones al sol y el silencio de ideas en el cerebro de Adan, John vació de narraciones incansables y frustrantes a sus parásitos ¿Quién iba a estudiar a quién? Os preguntaréis. Estaba claro. John había pasado de examinador a examinado. No le importó, más bien al contrario, porque por vez primera escuchó palabras nuevas procedentes de la mirada de Adan. Algunas de ellas decían:  <<Estás preparado para lo que se te presenta. Corre, vuelve a casa. >>

Pasados los tres días, John dejó de elaborar bucles de ideas sin salida, deplegó las alas de su cerebro, lo desparasitó y regresó. Al llegar, comenzó, como Adan había hecho con él mismo, a cambiar la vida de muchos otros tan sólo con la mirada.

Petra Bueno: Hagan Juego

Hagan Juego por Petra Bueno


Alta, pechos llamativos y caderas anchas, sumisa: reproductora perfecta.Seleccionada entre una multitud de chicas, físicamente cumple estándares de sobra, ¿psicológicamente? la eterna bendita aguanta-todo. Qué bien, la he encontrado, tres mil años luz más allá de La Tierra, pero la he encontrado, no habla mi idioma, pero la he encontrado, tiene una mirada extrañamente perdida,pero la he encontrado… Me siento excitado, ansioso, inundado de hormonas. De repente miro la cuenta atrás del marcador y compruebo horrorizado que quedan sólo diez minutos de mi videojuego interactivo 3D ,diez minutos de evasión feliz siendo el alado superhéroe , de cuasi tirarme a la macizorra que lascivamente me mira con la boca entreabierta, de vida perfecta en aquel Universo polidimensional… nervioso saco la Visa y la inserto en la ranura, voy a tener otra hora de vida perfecta aunque sea a crédito…

José M. Rodríguez: Habitantes de Oniria

Habitantes de Oniria por José M. Rodríguez


Llego del trabajo y me lo encuentro como siempre, flotando en sueños. Le grito para que despierte.

—Alex, ¿qué haces?

—¿Eh?, nada… estudiando.

El libro abierto descansa estoico bajo sus codos.

—Lo que tu digas —murmuro entre dientes.

Hay tantas posibilidades de hacerle entender a un adolescente lo dura que será la vida si no estudia, como que tu perro sirva la mesa y te aconseje un buen vino para la cena.

Prefiere vivir en ese mundo imaginario que ha creado para si mismo. Allí no hay padres capullos que te obligan a estudiar. Allí es capaz de volar a su antojo, con sus propias alas.

«¿A quién ha salido este niño?», me pregunto. Soy un tío trabajador que mantiene a su familia, un hombre responsable, con los pies en la tierra.

Aprieto los dientes desesperado y me voy al salón a tomarme una copa. Me siento en el sofá con un suspiro… ¡Mierda!, me he dejado el bombín puesto al entrar en casa; qué fastidio tener que levantarme. Ah, pero no todo está perdido… cierro los ojos con fuerza, elevo los brazos, me concentro y el sombrero empieza a flotar, camino del perchero…

—Álvaro… ¿qué haces?

Mi mujer me observa desde la puerta, sonriendo. Me miro en el espejo. Un cuarentón barrigudo, con el bombín del trabajo todavía puesto y las manos alzadas como si orara al sol… ridículo.

—Nada, maldita sea —exclamo enfadado mientras lanzo el sombrero hacia la entrada.

Blanca González: La liberación

La liberación por Blanca González Petrel


– “No tengo todavía nada que enviarte. Sé que se echa el plazo encima y que tú tienes multitud de presiones. Lo cierto es que no he encontrado ni una sola idea por la que tirar del hilo”. Estas son las últimas palabras que Juan intercambiaría con su agente. Había sido un trimestre muy complicado: su divorcio, aquella lesión en su rodilla que le mantuvo sujeto a una rehabilitación durante más de ocho semanas y un sin fin de cosas más. Recurrió más de una noche a tomar alguna droga alucinógena-inspiradora, pero todo había sido en vano.

Había que rendirse finalmente a una evidencia, aquel premio que ganó con aquellos cuentos un año antes, en realidad iban a ser un hecho aislado un “sonó la flauta por casualidad”. Tarde o temprano debería rendirse a la evidencia e intentar recuperar la persona soñadora y mediocre que había quedado recluida en algún recoveco de la carrera trepidante que vivió desde que se publicasen los cuentos. Pero iba a suceder algo extraordinario esa misma noche. Por alguna razón absolutamente incomprensible para Juan durante el sueño se materializó literalmente “otra” persona, otra mente, otra realidad. La sensación de auténtica presencia hacía indiscutible cualquier tipo de duda. Pudo sentir como poco a poco todas las cosas cobraban un nuevo sentido, los objetos, los colores. Se encontró de repente flotando, lleno de fuerza, sin miedo, todo le parecía ya posible. Estaba lleno de una sensación de libertad y poder totalmente nueva…

-“Es una pena, tan joven. Ayer mismo estuve hablando con él, es cierto que le presioné, ¿cómo pensar que le iban a encontrar muerto al día siguiente?”

Laura Gomila: Penitencia

Penitencia por Laura Gomila Doménech


Yo era feliz en mi mundo carente de amor, ya estaba acostumbrado;  me costó toda una vida. Pero llegaste tú, con tu carita de niño bueno, hablando tan quedamente… con ese tartamudeo entrañable… E Iluminaste mi corazón de esperanza. ¡Por fin era importante para alguien! Y a tu lado conocí la felicidad… la familia, ¡la humanidad! Eras tan perfecto…

Pero aquella horrible madrugada, sobre la Gran Peña, esperándome… Ocurrió. De tu espalda flotaron dos especies de sábanas; ¡que resultaron ser alas! Y te elevaste por los aires como una nube. “¡Sorpresa!”, dijiste, radiante de gozo: “¡soy un ángel!”… ¡No podía ser!, ¡solo había bebido dos cubatas!, pero allí estabas; alzando los brazos esperando nosequé. ¡Mi novio era un puto ángel!, ¡una figura del belén! “¡Bravo menudo truco!”, dije incrédulo. Y respondiste lo evidente: “mírame, ¡tengo alas!”. “¡No puede ser!”, “¡No seas cabrón!”, fueron algunas de mis reacciones. Y tú predicándome las ventajas de un novio celestial… que si tu padre podría redimirme del alcohol, de haber robado (para comer), de ser hijo ilegítimo… Fueron demasiadas estupideces amor; pero seguiste, impertérrito, con tus sermones… Y exclamaste: “deberías agradecerme haberte conocido. Sin mí serías un miserable toda tu vida”. Convencido… ¡esperando hacer El Bien! ¡El Bien a este pobre desgraciado! Sentí que no me amabas… y chillé:

“¡Hijo de satanás puto simple!, ¡hazme un favor y muérete!”.

 

Y con una mueca de dolor caíste bajo mis pies.  De tu rostro, estampado contra la arena,  fluía un lago de sangre.

Mayte García: Intuición

Intuición por Mayte García


_¡ Vuelve, todavía no es tu moneto!

_¿Porqué me dices eso, y esas alas, eres acaso mi ángel de la guarda?

-Algo así, escucha, lucha por volver. Mira lo que sucedería …

_Ves a “Atila”, no se separa un momento de tu cama, no aulla…señal de que no estas muerto, sólo espera tu regreso, no tardes mucho moriría, apenas prueba bocado, si te salvó de los gamberros aquellos, merece también que luches por él.

Mas si esto no es suficiente motivo, continuo, mira lo que está apunto de pasar en la piscina. ¿Ves a tu sobrino?, tu hermana está preparando la barbacoa y no se da cuenta de que se cae al agua, si en ese momento no sales tú, no hubieras podido salvarle y lo sabes, hubiera muerto ahogado.

_ ¡Pero es que estoy tan a gusto aquí!, ¡tengo tanta paz !.., contesté.

_ Bien , dijo la voz, como quieras, pero recuerda que ya no volverás a ver ni a sentir lo que tanto esperabas. ¿Ves esos ojos y esa cara frente a ti? Están a punto de desaparecer para siempre…

_ ! DOCTORA!, se está despertando.

Y entonces vi esos ojos…me miraban con expectación y ternura infinita…(pero eso lo dejaremos para otro momento).

Volví a nacer después de cuatro meses en coma.

Mi hermana estaba embarazada, le mire y mis primeras palabras fueron: ¡será niño!

– ¿Y tú como lo sabes?

_ Intuición, conteste

Juan: ¿Es usted Raúl Montesa?

¿Es usted Raúl Montesa? por Juan


-¿Es usted Raúl Montesa?
-Sí, soy yo, ¿quién me llama. ?

“Tu padre fue un magnifico general que obtuvo espectaculares victorias en sus batallas. Infundía respeto a sus soldados que le adoraban por su valentía y su valor. Siempre elegante, de espléndido porte, era el deseo de innumerables mujeres. En ocasiones sentí celos, pero su honradez, su honor y su fidelidad estaban por encima de esas pasiones superficiales. Era un hombre íntegro, de fuertes principios. ”

-¿Su padre es Manuel Montesa?
-Sí, que en paz descanse. Dígame, ¿qué quiere?

“Ni un rasguño, ni una derrota en toda su carrera militar. Los vecinos le idolatraban, y aunque no lo recuerdes, fue un padre ejemplar. Demasiado perfecto para este mundo, por eso Dios lo quiso a su lado, y mando a ese ángel de alas blancas, que estando el pueblo presente le subió a una carroza de nubes y se perdió en el cielo, para siempre.”

-Debemos informarle que hemos encontrado sus restos en una fosa común al oeste de Ávila, las excavaciones….
-Perdón, no continúe, han debido confundirse, no vuelva a llamar por favor.

Sergio González: El Ángel Caído

El ángel caído por Sergio González


Nota cómo una fría gota de sudor resbala por su espalda. Es él. La figura que está viendo delante de sus ojos, a escasos metros de donde se encuentra, es él mismo. Ve cómo ese holograma desciende suavemente en dirección al suelo de tierra, gracias a las alas blancas que amortiguan la caída. La fuerza que emana al descender está generando una fuerte radiación. La figura tapa su cara con la mano y llora… A cada cerdo le llega su San Martín, dicen.

  • ¡Eh! ¡Tú!. ¿Me escuchas? –grita él, con la esperanza de conseguir saber qué ocurre exactamente.

No recibe respuesta. Él pasa la mano por su cabeza, e incurre en que no tiene el sombrero. Quizá lo ha levantado la radiación… Alrededor, el terreno es árido, yermo. Contrasta con la exuberancia, casi selvática, que ha estado presente en su vida en los últimos años. Será difícil vivir en este nuevo medio. Había visto cómo a muchos otros compañeros o amigos les había llegado la época de vacas flacas, pero nunca pensó que le podía tocar a él. Muchas personas a las que había ayudado le habían dicho que era su ángel de la guarda. Y esto siempre le había parecido paradójico, pues perfectamente sabía él que no era ningún ángel, ningún santo.

Repentinamente, se despierta sobresaltado. El sentimiento de alivio apenas florece medio segundo en su interior antes de marchitar, pues sabe que lo que acaba de presenciar no queda lejos. Es sólo cuestión de tiempo.

Belén Parra: El ángel de la guarda

El ángel de la guarda por Belén Parra


Mis compañeros y yo estábamos haciendo senderismo. Llevábamos muchos kms. Recorridos y nos encontrábamos cansados.

  • Paremos ya -dijo mi compañera Raquel- hemos hecho buen trabajo y andado bastante; es hora de descansar, tomar algo y regresar ¿Estáis de acuerdo?

Vale, de acuerdo, fue lo que la gente contestó.

Mas yo quería continuar, me había propuesto  llegar hasta el final, aunque cierto es que me encontraba prácticamente extenuado, por lo que no sabía que decir. En ese momento me quité la gorra para limpiarme el sudor, miré hacia el cielo y vi a un ángel ante mí  que con una gran sonrisa  me invitaba a continuar la marcha haciéndome gestos con la mano indicándome el trayecto más adecuado.

  • Ven, ¡Ánimo, puedes conseguirlo!! Ten fe y sígueme.

Perplejo me quedé ante tal aparición y más cuando noté una vitalidad extraordinaria que me invitaba a continuar la marcha.

Mis compañeros se quedaron perplejos al verme salir corriendo, y me empezaron a llamar e incluso algunos salieron detrás de mí sin conseguir alcanzarme porque iba muy veloz.

El ángel iba moviendo sus alas que me proporcionaban una brisa muy agradable, sintiéndome así más a gusto y ser el recorrido menos fatigoso.

Finalmente, llegué a la cima donde yo quería.

  • ¿Quíén eres? –Pregunté intrigado-
  • Tu interior, tu mente, que en ti siempre está presente.

Ileana Ramos: No te libras

No te libras por Ileana Ramos Hernández


William no se podía creer su nuevo look y como si no fuera suficiente tener que ir con esas pintas. Ahora le decía, que tenía que salir a probar aquellas ridículas alas, pero como no le quedaba otro remedio pues allá que iba. Menos mal que en su nuevo destino no estaba ninguno de sus antiguos conocidos porque ¡cómo se burlarían de él! “EL TERRIBLE WILLIAN” como le apodaban . Tan concentrado estaba en sus pensamientos y en hacer que aquellas alas volaran que casi le da un infarto (cosa imposible teniendo en cuenta que ya estaba muerto) cuando alguien le dice:

– ! Ala chaval! ¡Eres un ángel!

-no jodas me han asegurado que nadie podría verme

-pues yo te veo

-lo sabía, si con la mala suerte que tengo y mi historial, esto no podía funcionar

– ¿de verdad eres un ángel?

-en eso quieren convertirme, pero quiero darte un mensaje, para que le transmitas a los demás, esto de morirse es una caca, pensábamos que todo iba a ser perfecto, paz, tranquilidad y todo ese rollo… pues nada de eso. Tienes que seguir trabajando, pero encima no te dejan ni escoger. Lo que te toque y punto y anda que no te explotan con eso que no tienes que dormir, ni comer… estás pringando todo el tiempo.

Adrián Díaz: Objetivo Único

Objetivo único por Adrián Díaz Mantecón


Y en el último momento lo dudó. Había sido una decisión fácil al principio, cuando El Exterminador Primario había dado la orden. Nada que cuestionar.

La investigación sobre el objetivo a destruir, un humano de 32 ciclos solares, reveló sin embargo unas características muy poco comunes a su especie: el sujeto Alberto no se había masturbado nunca en su vida, ni le gustaba la música. Además, seguía llevando sombrero en el año 53 de la era Microsoft, que ya no se estilaba. Un espécimen único.

Pero lo que detuvo la mano del Primer Enviado Laico del Equipo Exterminador en el momento clave fue leer, en tiempo real, una novela que el objetivo a eliminar había escrito en sus años de juventud. El libro describía cómo un grupo de Exterminadores provenientes de los Mundos Espectrales asesinaba fríamente a individuos humanos, animales o plantas, por motivos que sólo el Consejo de Arquitectos Unilaterales conocía. Algo en el Orden de las Cosas. Aquel escrito era ficción para el objetivo Alberto, que no sabía que había dado en el clavo, y no dejaba de ser una pasmosa coincidencia.

Y en el último momento lo dudó. Había sido una decisión fácil al principio, cuando El Exterminador Primario había dado la orden. Nada que cuestionar.

Pero lo de llevar sombrero en plena era Microsoft le ablandó el corazón, y el Primer Enviado Laico del Equipo Exterminador lloró, por un breve instante, al saber que aquel espécimen de humano único que jamás se había masturbado, debía morir.

Siempre puedes escribir tu relato y enviárnoslo, aunque no estuvieses en la sesión, para que sea leído e incluido en el libro recopilatorio: contacta.

Deja una respuesta

4 Comments en "Escritura Creativa 150228 – Habitantes de Oniria"

Notify of
Sort by:   newest | oldest | most voted
José Cruz
Member

He reservado plaza, pero no aparezco en el listado. Supongo que no habrá problema.

Ciervo Blanco
Admin

A veces tardamos en actualizar. Un saludo!

Ciervo Blanco
Admin

Muy bueno, Pepe! Me parece un relato excelente.

Pepe
Member

Me alegra que te guste. Ya era hora de cambiar el tono “humorístico-chisposo” por algo con más enjundia.
;-)

wpDiscuz